La pseudogestación, o lo que coloquialmente llamamos embarazo psicológico, es en la naturaleza un proceso totalmente normal, en las que las perras ayudan a la crianza de los cachorros de la hembra alfa, como en el caso de los lobos.
Mascotas y un bebé como nuevo miembro de la familia. Las Flores de Bach ayudarán a adaptarse mejor a los cambios, gestionar la tolerancia al nuevo miembro, evitar celos, territorialidad, etc.

¿Tu gato hace sus cositas fuera del arenero? Aunque en gatos no es algo muy habitual, si tiene este problema puede ocurrir que por dejadez se deteriore la relación entre tu gato y tu.
La ansiedad por separación APS es un trastorno del comportamiento más característico en perros, y también se da algún caso en gatos.

Me ha resultado muy curioso observar con mi gato Charlie, como me ha llegado pedir que lo cargara un poquito de Reiki sin yo ser consciente de ello, al menos las primeras veces.
Cuando tienes a tu gato muchas horas solo en casa, y al llegar sólo quiere que le prestes atención con sus constantes demandas, quizás te plantees que es buena idea el adoptar a un segundo gatito.

Estamos a punto de comenzar las fallas en muchas poblaciones de Valencia y es algo que suele afectar negativamente a nuestras mascotas. El exceso de ruido, los pasacalles, las mascletàs, los niños con los petardos y todo el bullicio de estas fechas que para nosotros es tan normal, para ellos puede llegar a ser algo estresante e incluso traumático.
Al igual que las personas, nuestras mascotas son seres que sienten, tienes emociones, pueden estar alegres y tristes, deprimidos o rabiosos..., ¿y por que no les iba a venir bien a ellos tomar también las Flores de Bach?

El acto de que tu perro coma caca se le llama coprofagia, y hasta cierto punto es normal en hembras que están criando a sus cachorros para mantener el entorno limpio. Pero fuera de ahí, la conducta, a parte que nos resulte desagradable, puede llegar a ser peligrosa. Si el perro come sus propias heces no le va a pasar nada, pero si por el contrario ingiere heces humanas, de otros perros e incluso de gatos, puede adquirir alguna enfermedad.
El miedo en los perros es la respuesta ante un estímulo o situación amenazante, provocándoles desde una leve inseguridad, miedo o pánico. Con la inseguridad el perro puede mostrarse nervioso. Con el miedo el perro ya no va a atendernos ni escucharnos. Y con el pánico puede haber un descontrol en los esfínteres, se puede quedar paralizado, puede intentar huir como sea, e incluso puede llegar a agredir si no tiene por donde escapar.

Mostrar más