Eliminaciones inadecuadas en gatos

¿Tu gato hace sus cositas fuera del arenero?

 

Aunque en gatos no es algo muy habitual, si tiene este problema puede ocurrir que por dejadez se deteriore la relación entre tu gato y tu.

 

Pueden haber varias causas por las que tu gato no quiera usar su baño.

 

  • Porque no le guste su arenero, preferiblemente les gustan más los descubiertos.

  • Que no le guste la arena. Si la has cambiado recientemente, puede que no le guste la textura o el olor, por ejemplo con las arenas perfumadas.

  • Que no le guste la ubicación, esto es muy frecuente cuando se deja cerca de una lavadora u otro electrodoméstico que haga mucho ruido, que no quieran hacer sus cositas allí.

  • Porque no hayan bastantes areneros en caso de que haya más de un gato. La regla de oro es tener un arenero por gato más otro.

  • Marcaje, en el caso de que haya más de un macho y no estén castrados.

Si siempre ha usado su arenero pero de momento ya no lo quiere usar y no hay más gatos en casa, ni tampoco has hecho ninguna modificación, es recomendable descartar que tenga algún problema de salud. Una revisión en tu veterinario de confianza cuando se observa un cambio de conducta en tu felino es fundamental.

 

También hay otras circunstancias que pueden afectar a que deje de usar su arenero, por ejemplo en el caso de gatos mayores con problemas en las articulaciones y con reducida movilidad. En estos casos se aconseja buscar areneros que sean más accesibles para ellos o colocar una pequeña rampa.

 

Se pueden dar otros casos que bajo ciertas circunstancias que les provocan incomodidad y estrés a nuestros felinos, puedan llegar a miccionar o defecar fuera del arenero. En estos casos si se sabe que le está provocando esa incomodidad a nuestro gato, se le puede tratar con un preparado de Flores de Bach específico.

 

 

 

Bibliografía y referencias